CRÓNICA CD UTRERA – CORIA CF: NO HAY PARTIDO FÁCIL, PERO SE GANA

  • 11 febrero, 2019
  • adminUtrera
  • Noticias
  • 0
  • 429 Views

El Utrera consiguió ayer quedarse con los tres puntos tan valiosos que se jugaban en el Paseo de Consolación frente a un rival, a priori, más débil, pero que les puso las cosas muy complicadas desde el primer momento a los de Galván.

El entrenador del Utrera tuvo algunos problemas a la hora de alinear, ya que tenía numerosas bajas como son la de Ayala, Sergio Ortiz o Carreño, pero hizo gala de la amplia plantilla que atesora y consiguió resolver esos problemas. El principal problema estaba en la portería, Ayala tenía unas molestias en su espalda y, pese a entrar en la lista de convocados, desapareció de ella y tomó las riendas de la portería Joaquín Holgado, que tan solo había disputado unos minutos en el partido en Guadalcacín tras la expulsión de Ayala. Todos nos alegramos mucho de verlo jugar, realizó un partido sensacional, y además terminó el partido siendo el capitán del equipo tras la sustitución de Titi, fue una mañana muy emotiva para él, y abandonó el terreno de juego entre lágrimas tras saludar y ver a su familia que estuvo animándole como cada domingo. Vamos con el partido.

El Utrera salió con Holgado, Esteban, Cachana, Alex del Río, Toni, Alex Ortiz, Titi, Kiki Padilla, Segura, Pablo Haro y Plusco. Más tarde entraron Javi Medina, Jairo y Barranco.

El partido comenzó con un Utrera dormido y un Coria enchufado. Los visitantes dominaban, tenían la pelota, presionaban y se acercaban a su objetivo, el gol. Este llegó en el minuto 15, tras una jugada que terminó con un centro lateral que tras un primer remate que dio en el póster, Gonzalo recogió el rebote y la empujó al fondo de las mallas, nada pudo hacer Joaquín.  A partir de este momento el Utrera despertó, y a los diez minutos, tras un centro lateral que controla Plusco con el pecho, es derribado por detrás y el árbitro concede penalti. En cuanto lo pitó, Kiki se fue a por el balón y no se lo quitó nadie, este volvía a disputar sus primeros minutos tras su lesión en el brazo, y realizó una actuación formidable, y hay que sumarle la transformación del penalti. Los veinte minutos restantes fueron de mucha igualdad en el centro del campo, pero no hubo ninguna ocasión de peligro en ninguna de las áreas.

La segunda parte empezó igual que terminó la primera, muy igualada y sin ocasiones claras de gol. Cuando, aunque faltaban un poco más de veinte minutos para la conclusión del partido, todo parecía que iba a acabar en empate, en el minuto 68, una falta al borde del área que lanzó Toni puso el 2-1 en el marcador. Después intentó apretar el Coria pero siempre se encontraban con la pareja de centrales que tanta fiabilidad y alegría les está dando al club, Cachana y Alex del Río. Finalmente no se movió el marcador y el Utrera se quedó con los tres puntos.

Todos los partidos ahora son un grado más complicado, pero ayer el Utrera demostró que quiere estar ahí arriba, y ahora tiene más cerca a su rival directo, el Cádiz, a tan solo un punto.

Toca pensar en la próxima cita, el Puente Genil.

Share: